portada torre eiffel

Europa – 11 países en 11 fotos con anécdotas viajeras

Las fotos y anécdotas viajeras, son algo que siempre vamos a poder atesorar. Aquí hacemos una selección de 11 fotos de los 11 países que recorrimos durante nuestro gran viaje a Europa. Una elección aleatoria, hay miles más, pero son 11 imágenes que representan, en buen medida, un viaje inolvidable.

 

París: el dilema de la Torre Eiffel

Últimas horas de la tarde en París, corría recién nuestro segundo día en el viejo continente y sabíamos que subir a la Torre Eiffel era impactante. Pero también sabíamos que algo siempre le va  a faltar a esa foto que tomemos desde allí arriba, y es precisamente la misma torre. Hermosas tomas de la ciudad del amor tomaríamos desde allí, pero nos faltaría la mítica Torre que le da identidad, justamente.

Para mejorar eso, existe una vista estupenda desde el piso 56 de la Torre de Montparnasse, donde puede verse todo París desde las alturas, y cuando decimos todo, es todo.

El lugar está cerrado con vidrio para evitar el fuerte viento, pero así y todo el frío se hizo sentir y a medida que iba oscureciendo (queríamos la foto tanto de día como de noche) se ponía cada vez peor, encima de todo eran casi las 10 de la noche y el cielo seguía sin estar oscuro del todo, por lo que la espera para la foto tan ansiada fue un acto de paciencia y valentía contra el frío. La espera valió la pena, compruebenlo ustedes mismos.

 

torre eiffel desde montparnsse

 

Londres: monumentos desde las alturas

Un gran consejo a tener en cuenta es que no es estratégico hacer un viaje con unas zapatillas casi nuevas. Marcelo cometió ese error y luego de algunas caminatas, en Londres salieron las dolorosas ampollas en los pies. Un día perdido prácticamente, ¿cómo caminar?

Este contratiempo hizo replanificar todo, entre ello la visita al London Eye (la enorme “rueda” mecánica de parque de diversiones, al borde del río Támesis), que fue el corolario de un intenso día de visitas a muchos lugares cuando las ampollas dieron tregua.

Luego de hacer el Free Tour por el centro de la ciudad, y visitar el Museo Madame Tussauds, la Torre de Londres, y navegar por el río Tamésis , subimos al London Eye. Cuando alcanzó la mayor altitud, obtuvimos esta hermosa foto del popular Big Ben y el Parlamento, en la otra orilla del Támesis. Nos quedamos sin aliento, por las vistas y un poco también por el cansancio, que igual disfrutamos.

 

big ben desde london eye

 

Escocia: trekking cuando todos aún duermen

Cuando uno arriba tempranísimo a un destino, luego de un relativo buen dormir en un coche camarote de tren, no se le cruza por la mente realizar un trekking subiendo una colina… bueno… nosotros fuimos la excepción.

Llegamos a Edimburgo luego de dormir en un camarote de tren, tomamos un taxi hasta el hermoso hotel de 3 estrellas (conseguido por booking.com a precio de 2 estrellas), dejamos las mochilas y nos fuimos a subir hasta el Arthur’s Seat, una colina en las afueras del centro capitalino. Una nota de color fue la cara de sorprendida de la recepcionista al vernos llegar, mochileros vestidos de trekking, a tan “paquete” lugar.

La sensación de un trekking realizado a las 7 de la mañana fue sumamente gratificante, nos llenó de energía para el resto del día. La verdad que fue hermoso en el camino hasta la cima, irnos cruzando con gente que salía a pasear el perro, otra que salía a entrenar y algún que otro turista igual de loco que nosotros.

 

arthur's seat edimburgo

 

Noruega: yendo en busca del anhelado Preikestolen

Qué decir de LA FOTO que fuimos a buscar en este viaje por Europa, la teníamos en mente desde que comenzamos a planificar el viaje, nos preguntamos miles de veces cómo sería hacer el trekking y llegar hasta esa maravilla natural, una pared que sobresale al fiordo de Lyse en caída vertical de 600m.

Para lograrlo, salimos de Stavanger tomando un barco que nos depositó en la ciudad de Tau, donde un micro te realiza la conexión dejándote donde comienza el sendero. Hay que caminar y, por momentos trepar, a través de increíbles paisajes por algo más de dos horas, para tener esta increíble vista.

Tanta gente se congrega allí y de tantas nacionalidades, que terminamos pidiéndole una bandera Noruega que llevaban unas chicas francesas, para al igual que ellas, sacarnos unas fotos con el impactante fondo.

Si querés ver más de este increíble paisaje, no dejes de chequear nuestra Mirada Fotográfica Camino al Preikestolen

 

preikestolen noruega

 

Suecia: promesas y una lluvia interminable

Estocolmo fue una de esas ciudades que te dejan maravillado por lo lindo de sus calles, su gente, su forma tranquila de vivir y ni siquiera tener que soportar una lluvia pequeña pero incesante durante los 2 días de nuestra estadía, pudo opacar el encanto de la ciudad.

LLegamos a este país luego de pasar el peor día de todo el viaje, cuando Yamila deja olvidado su pasaporte en el camarote del tren que nos dejó en Oslo. Por suerte nos dimos cuenta por la tarde de ese olvido y logramos recuperarlo unos minutos antes de tomar el tren rumbo a Suecia, en la Oficina de Objetos Perdidos de la estación.

En Estocolmo quedaba pendiente cumplir una promesa si aparecía el pasaporte, que era ridícula pero iba contra la postura de Yamila: comer un Big Mac en algún McDonald’s. Así lo hicimos y seguimos disfrutando de esa hermosa ciudad, que a pesar de la lluvia, nos dejó lindisimos momentos.

 

gamla stan estocolmo

 

Dinamarca: recalculando, descansando y bicicleteando

Copenhague fue una de las ciudades elegidas para tener una estadía larga durante nuestro viaje. Fueron 4 días para recorrer la capital y también algunos castillos en ciudades cercanas.

Aquí se produce uno de los cambios más grandes del itinerario, ya que debido que estábamos en la mitad del viaje y el cansancio por tanto movimiento se hacía notar, decidimos dejar de lado la visita al Mons Klint. Una decisión difícil de tomar, ya que se trataba de un lugar único, un hermoso acantilado de piedra caliza; pero que para llegar debíamos tomar tren, micro y luego caminar bastante o conseguir alquilar alguna bicicleta. Se trataba de un día muy ajetreado y no estábamos en condiciones físicas como para disfrutarlo.

Debido a que cancelamos este paseo, tuvimos un día para despertarnos más tarde, descansar el cuerpo y la mente. Entonces decidimos alquilar unas bicicletas y salir a recorrer la ciudad a puro pedal y cámara en mano.  Fuimos así sacando un montón de fotos mientras paseábamos y finalmente llegamos al punto más visitado de todos, la estatua de La Sirenita.

 

la sirenita copenhague

 

Alemania: castillo impactante y la infaltable remodelación

¿Conocer un impactante castillo en medio de los bosques y lagos del sur alemán? Parece una excelente propuesta, y realmente lo es, pero a lo único que uno debe sobreponerse es la cantidad de transportes que se deben tomar para llegar. Tren hasta la ciudad de Füssen + micro hasta la base del castillo + colectivo turístico hasta la entrada al castillo.

Alcanza con solo ver la foto, para saber la espectacularidad del castillo, pero además podemos contar una regla que se cumplió a rajatabla en la mayoría de los monumentos/lugares que estuvimos.

“Siempre que vayas a un monumento, este se va a encontrar en reparación, y va a estar lleno de andamios que le quiten frescura a la foto tan ansiada”, decíamos promediando el viaje. Esto en el mejor de los casos, porque en otros ¡incluso una lona nos tapó todo!

 

castillo neuschwainstein alemania

 

Praga: el lugar preferido para las convocatorias

A medida que íbamos avanzando en nuestro viaje, cada vez los días se ponían más lindos, cálidos y con más turistas por todos lados que íbamos.

El colmo de la saturación la tuvimos cuando visitamos en Praga, la plaza de la ciudad vieja. Por un momento pensamos que había algún evento, porque la cantidad de gente que se había juntado era multitudinaria, pero no, eran solo los turistas que se agolpaban allí. El panorama hacía bastante complicada la tarea de sacarse alguna foto con cierta tranquilidad o poder disfrutar mínimamente el hecho de estar en tan bello lugar.

Durante la noche de ese mismo día, en la plaza pudimos disfrutar la transmisión de la final de Champions League 2012 entre Chelsea y Bayern Munich, y también allí en la plaza, al día siguiente transmitían por pantalla gigante un partido de hockey sobre hielo entre el local y Eslovaquia (algo así como un superclásico). Claramente la plaza de la ciudad vieja es un punto de convocatoria importantísimo.

 

plaza ciudad vieja praga

 

Austria: el pueblo más hermoso a orillas de un lago

Otro de esos países que nos deslumbraron, fue Austria. Allí estuvimos por Salzburgo e Innsbruck, pero la perla fue sin dudas, Hallstat

Tan solo a una hora y media de Salzburgo (tomando tren y luego combinando con otro) se llega al pueblo más hermoso a orillas de un lago, según la denominación de la UNESCO, y a la cual no tenemos nada que objetar.

El pueblito es pequeño pero deslumbrante por donde se lo mire, parece sacado de un cuento de hadas, caminar por sus calles te transporta a un cuento clásico. Hubiésemos deseado que el último barco (de la estación de tren para llegar se cruza el lago en un barco con frecuencias fijas) saliera un poco más tarde, para poder prolongar la estadía lo máximo posible.  Pero la puntualidad es a veces una maldición y a las 18hs tuvimos que volver con el último barco del día.

 

hallstatt austria

 

Suiza: fascinación por el lago de Lucerna

Después de recorrer los monumentales Alpes Suizos todos nevados y los hermosos paisajes que se observan desde la altura del Monte Pilatus, en las afueras de la ciudad suiza de Lucerna, parece mentira que algo en la ciudad pueda impactarte, pero es así.

En Lucerna disfrutamos de sentarnos a orillas del lago de los Cuatro Cantones, a contemplar el paisaje, descansar los pies y darle de comer a los cisnes que pueblan la orilla.

La sensación de bienestar que nos produjo ese rato contemplando tanta calma y tan bello paisaje, nos hacía pensar cómo sería vivir en una ciudad donde al mediodía podés pasar tu tiempo libre en semejante belleza.

Otra perla del momento, fue pedirle a una pareja de chicos jóvenes que nos saquen una foto, y descubrir que eran argentinos también. Aún en los lugares menos comunes, seguimos estando presente.

 

lago 4 cantones lucerna

 

Bélgica: finalizando el viaje con la noche de Brujas

El último país que recorrimos en nuestro viaje fue Bélgica (después volvimos por París para estar 2 días y tomar el vuelo de regreso a Buenos Aires).

Llegábamos algo agotados, extrañando, y ya pensábamos que después de tantas ciudades, historia y paisajes conocidos, nada iba a maravillarnos, pero nos equivocamos una vez más, porque la medieval ciudad de Brujas nos cautivó desde el primer momento.

Recorrimos sus calles de adoquines, con los canales y los edificios medievales primero en bicicleta alquilada, luego a pura caminata en busca de un auténtico puesto de waffles. Nuestra decepción fue grande ya que no encontramos ninguno, y no queríamos comerlos en un restaurante (al día siguiente nos sacaríamos las ganas en Bruselas).

Las mejores fotos que tomamos fueron cuando llegó la noche, y toda la ciudad se iluminó, ofreciendo una cara mucho más bella aún, para cautivarnos y comenzar a sentir que era casi el final de este viaje que quedará en nuestro recuerdo por siempre.

 

brujas belgica

 

 

 

Marcelo Aguilera
Contactáme:

Marcelo Aguilera

Ingeniero en Informatica, los códigos de programación no es lo que más me gusta ver. Prefiero los paisajes de los viajes, pero cuando no se puede estar en ellos, me surmejo en las imágenes de blogs y páginas para lograr la planificación perfecta del próximo viaje a hacer. Me defino como viajero meticuloso que siempre quiere conocer hasta el último rincón. Cuando estoy en la rutina, me despejo entrenando, ya que además soy corredor.Y por supuesto, soy el papá de Sofía, la loquita que me da los besos más lindos cada noche.
Marcelo Aguilera
Contactáme:


Dejanos tu comentario