rio de janeiro

Rio de Janeiro – Playas, montañas, monumentos y todo lo imprescindible

Intentar recorrer Rio de Janeiro puede parecer abrumador, más si no se cuenta con pocos días para la proeza. Por eso, nos proponemos dar una orientación a modo de guía para recorrer sus playas, montañas y monumentos de una manera bastante organizada, basándonos en nuestra experiencia de tres días en la ciudad carioca.

El orden en que describo cada atractivo de la ciudad es solo el orden cronológico en que fuimos recorriéndolos. Esto no implica un orden de mayor a menor importancia, eso lo dejamos para el final del post en donde les daré mi opinión respecto de cuáles serían los atractivos imprescindibles en una visita a la ciudad.

 

Pan de Azúcar

Llegamos a Rio al mediodía, y se nos complicó bastante el día. Primero tuvimos que acomodarnos en el hotel, luego salir a pagar dos excursiones (Petropolis y Foresta da Tijuca), de allí intentamos tomarnos un bus que nunca llegó y la hora de cierre del Pan de Azúcar se acercaba más y más. Tuvimos entonces que tomarnos un taxi que tampoco fue una gran solución porque el tránsito infernal hizo que de igual modo lleguemos a esta singular elevación con poca luz del día en el cielo y casi las últimas subidas para partir.

Para subir tomamos el teleférico en el barrio de Urca. Consta de dos trayectos, el primero que te deja en el morro de Urca, ahí tenés que bajar, caminar un tramito y ya tomás el siguiente teleférico hasta el Pan de Azúcar, que es el destino que todos los que vamos allá buscamos. Igualmente, en el morro de Urca también se puede aprovechar a estar un rato, ya que hay unas vistas geniales e instalaciones para recorrer y/o comer algo.

 

pan de azucar

 

El ascenso no dura más que unos minutos, y una vez que estas en lo alto, tenes unas panorámicas alucinantes de toda la ciudad, las playas, el mar, el aeropuerto Santos Dumont, los morros. Todo se puede ver desde la cima y desde todos los ángulos, ya que hay montón de caminos y pasarelas para ir recorriendo y no perderte ninguna vista, pudiendo abarcar todos los puntos cardinales.

 

pan de azucar pan de azucar pan de azucar

 

Cabe mencionar, que es ideal subir en horas próximas al atardecer, para hacer como nosotros que tuvimos fotos de día pero también con la noche dominando la ciudad. Las imágenes se transforman con el espectáculo de ver las miles de luces de la ciudad encendidas hasta donde nuestra vista llega a ver (también llega a verse el Cristo iluminado, con un buen zoom de la cámara se ve mucho mejor). Un dato importante es que allí mismo hay un barcito en donde se puede comprar algo para comer y tomar en la espera a que llegue la noche. El pan de queijo (queso) y el batido de Asaí es un obligado aquí y en todo lugar que se les ocurra de esta zona de Brasil.

 

Cristo del corcovado

Qué decir de la atracción que es casi una obligación de visita para todo aquel que pase por esta ciudad.

En particular, nosotros optamos para el ascenso en el tren, que parte de la estación ubicada en el barrio de Cosme Velho. Existen otras opciones, como subir en taxi o incluso subir caminando, opción que particularmente no recomendaría por lo duro de la subida y también por lo peligroso que puede resultar internarse en la montaña por caminos poco transitados.

Si bien hay mucha fila de turistas, nosotros subimos rápido ya que el tren parte cada 25 minutos y el ascenso demora otros 20. La verdad es que son muy llevaderos gracias a ir contemplando el paisaje selvático, y también a que en mitad del camino sube un grupo de músicos que samba mediante, le ponen color, alegría y música al viaje.

 

tren corcovado

 

Una vez arriba, tenes varios locales de recuerdos, comida y también varias pasarelas desde donde conseguir vistas impresionantes de la ciudad. Excepto que te toque un día lleno de nubes y niebla, en cuyo caso te vas a quedar con las ganas de las vistas, como nos sucedió a nosotros. Esperamos en vano que se disipara la niebla pero solo lo conseguimos parcialmente, y en las fotos se nota de manera muy opacada los distintos puntos emblemáticos de la ciudad desde lo alto.

 

cristo corcovado

 

cristo corcovado cristo corcovado cristo corcovado

 

El gran plato fuerte desde luego que es sacarse la foto con el cristo detrás de uno, posando con los brazos extendidos, imitando su postura. Obviamente que como todos vamos con esa idea en mente, es casi imposible poder sacarnos la foto en soledad. Quedan debidamente avisados, y si son detallistas de estas cosas como nosotros, no quedará otra opción más que la resignación y en consecuencia sacar la foto con la menor cantidad de gente posible.

 

cristo corcovado

 

cristo corcovado

 

Maracaná

Fieles al estilo de turismo futbolero que realizamos (acá podes ver la sección de Turismo Futbolero de estadios del exterior del país), no podíamos dejar de pasar por este estadio ícono del fútbol mundial, máxime considerando que ese mismo año de nuestra visita, el torneo mundial se disputaba en este país.

Optamos por el metro como medio para llegar al estadio, bajando en la estación que lleva el mismo nombre de este. Una vez que salís de la estación, vas por todo un puente que cruza las vías y la avenida principal que va pegada a esta, para terminar desembocando en las puertas del estadio, Mario Huberto Filho, según su denominación exacta.

 

maracana

 

maracana maracana maracana

 

Para visitarlo hay que pagar una entrada, la cual te da derecho a recorrer las instalaciones, los vestuarios, parte de las distintas tribunas y como frutilla del postre, poder pisar el césped (en una zona delimitada), dentro de la cual también se accede a los bancos de suplentes.

 

maracana

 

Para los amantes de futbol, es sin dudas una visita que no debe dejar de hacerse.

Dejamos el link de la página del estadio, donde podes conocer fehacientemente los precios actuales y demás datos: http://www.maracana.com/es

 

Catedral

La catedral metropolitana de Rio de Janeiro (Catedral de San Sebastián de Rio de Janeiro según su nombre oficial), se encuentra en la zona centro de la ciudad y lo primero que llama la atención es su forma, casi como una pirámide circular (¿o también de un rico flancito? jaja) Se trata de una edificación totalmente distinta al concepto arquitectónico de cualquier catedral, con cúpulas, puntas y columnas, todo por lo general en estilo gótico.

 

catedral rio de janeiro

 

Como estábamos realmente algo cortos con el tiempo, nos quedamos con ganas de conocerla por dentro y solo pudimos sacarnos unas fotos con ella de fondo. Pero por fotos vistas en internet y otros sitios viajeros, bien hubiera valido la pena haberla conocido por dentro también, para admirar sus hileras de vitrales que van desde el suelo al techo y su singular arquitectura.

 

Arcos de Lapa

También ubicados en la zona centro de la ciudad, los Arcos de Lapa son en realidad un acueducto construido durante la época colonial, a mediados del siglo XVIII, para transportar agua desde el rio Carioca hasta el centro de la ciudad.

 

arcos lapa

 

Por sobre los arcos, circula (cuando fuimos nosotros en 2014 no se encontraba circulando de vuelta aun) el denominado Bondinho de Santa Teresa, que es un pequeño tren, más bien tranvía, que conecta los barrios de Lapa y  Santa Teresa. Este había dejado de circular en 2011 debido a un accidente fatal, luego de descarrilar sus vagones con el saldo de varios muertos y muchos más heridos aún.

 

arcos lapa

 

Creemos que bien vale la pena llegar hasta esta zona para conocer esta pintoresca edificación, ya que no queda para nada a contramano cuando se visita el resto de atractivos de la zona centro.

 

Escaleras de Selaron

Uno de nuestros atractivos favoritos de la ciudad resultó ser las Escaleras de Selaron, las cuales son el acceso al barrio de Santa Teresa, lugar donde también hay una favela. La realidad es que estando con Sofía casi dormida en su cochecito, no quisimos arriesgar más de lo necesario. Nos turnamos para ascender unos cuantos escalones, llegando hasta la parte media del ascenso, pero en definitiva preferimos quedarnos tomando fotos de la escalera en el inicio, que es su parte más pintoresca.

 

escalera selaron

 

La decoración con los más diversos azulejos de formas y colores, es obra del artista Chileno que da nombre a la escalera, Jorge Selaron, quien vivió en Río de Janeiro desde 1990 hasta el año de su muerte, en 2013.

Sentados en sus  escalones, se juntan tipos de personas de lo más variopintas que pueda uno encontrarse, desde hippies, bohemios, habitantes del barrio, vagabundos, artistas, y desde luego, turistas de todos las formas y estilos.

 

escalera selaron

 

Como diversión particular, me encantó buscar escudos de los más diversos equipos de futbol en los azulejos, tanto brasileros como de otras latitudes del continente.

 

escalera selaron

 

Café Colombo

Para quien conozca en Buenos Aires el Café Las Violetas, ubicado en el barrio de Almagro, puede darse una idea aproximada de como es este café. Ambientado también con un estilo muy clásico, guarda similitud con el porteño bar.

 

cafe colombo

 

Como era el último punto de la recorrida del 2do día, en donde “atacamos” el cristo, maracaná y toda la zona centro, aprovechamos para cerrarlo disfrutando de una excelente merienda. El café y las porciones de torta resultaron exquisitas y el ambiente lindísimo.

 

cafe colombo

 

Como dijimos antes, la decoración del lugar es bien clásica, tal como puede verse en las fotos. Resulta esta una parada, que si bien no la veo como obligada, nunca está de más para relajar un poco la marcha en la vorágine de caminar el centro de una ciudad enorme como lo es Rio.

 

Floresta da Tijuca

Si la ciudad de Rio de Janeiro es famosa por sus playas, también lo debería ser por sus montañas y el hecho de tener al alcance de la mano ambas. En menos de una hora podés pasar de estar en pleno bosque de los morros, a disfrutar de las playas Cariocas.

La floresta da Tijuca es uno de los 4 sectores que juntos forman el Parque Nacional da Tijuca. Se albergan, en el interior de ese parque, los picos más altos de Río de Janeiro y uno de sus mayores puntos de atracción turística, el Cristo Redentor del Corcovado.

Entonces, además de la Floresta da Tijuca, existen otros tres sectores:

 

  • Serra da Carioca – El principal atractivo es el cerro del Corcovado, donde está el Cristo y también otra atracción es el mirador de la vista china
  • Pedra Bonita y Pedra da Gavea – Este sector debe el nombre a los dos macizos rocosos que hay en la zona y en cuales se puede practicar deportes como trekking, escalada y ala delta
  • Covanca y Petros Forros – Este sector no está abierto al público ya que se encuentra en fase de recuperación

 

Elegimos la opción de hacer una excursión que nos muestre diversos puntos dentro de lo que es el Parque Nacional da Tijuca, ya que por su extensión nos hubiera sido difícil recorrerla de otra forma.

 

floresta da tijuca floresta da tijuca floresta da tijuca

 

Fuimos en un jeep al descubierto con varios turistas de diversas nacionalidades, disfrutando del paisaje, muchas cascadas a lo largo del camino, hasta llegar a los principales puntos que se visitan

 

floresta da tijuca

 

La mesa del emperador: Es un mirador y fue el lugar predilecto del emperador Pedro II en sus paseos por la Floresta da Tijuca. Junto con los nobles que lo acompañaban, solían descansar y disfrutar de la imagen de la bahía. Solo aprovechamos para sacar unas fotos, sin hacer parada, lo cual hubiera sido más que interesante.

La vista china: Es un mirador muy lindo en pleno parque, con una glorieta de estilo oriental, y con la particularidad que es un punto desde el cual se pueden ver tanto el Pan de Azúcar como el Cristo. Eso sí, si el clima ayuda, ya que nuevamente nos tocó un día no muy despejado y tal como nos pasó en el Cristo, la neblina nos jugó una mala pasada (aunque por suerte en bastante menor medida que el día anterior)

 

floresta da tijuca

 

Luego de estas vistas seguimos recorriendo, incluso haciendo un pequeño trayecto de trekking por medio del denso bosque, donde al finalizar la caminata nos esperaba el jeep para seguir rumbo. Ya finalizando la excursión se emprende la vuelta hacia la ciudad, volviendo por el sur de esta, en la zonas de las playas de Leblon e Ipanema, pudiendo aprovechar para bajarse ahí quien quisiera, o sino como en nuestro caso, volver al hotel listos para almorzar y seguir con la recorrida.

Para quien desee conocer más en profundidad las características del parque, hay información en su página web http://www.parquedatijuca.com.br

 

Copacabana

Veníamos de excelentes playas (Buzios) e íbamos a otras tantas (Ilha Grande), así que decidimos para optimizar el tiempo (y porque seamos honestos, tampoco es que seamos fanáticos de pasar el tiempo haciendo playa), no hacer actividad playera durante nuestra estadía en Rio.

Eso no quita que, aunque sea brevemente, hayamos transitado por su característica rambla de diseño de líneas onduladas en sus mosaicos, sacado las fotos de rigor y caminado por su arena.

 

copacabana copacabana copacabana

 

La playa de Copacabana nos resultó súper extensa, tanto que no pudimos terminar de recorrerla por completo. Pero de lo que pudimos conocer, se nota como los habitantes disfrutan la playa haciendo uso de ella no solo para tomar sol y refrescarse, sino también para practicar mucho deporte (hay aparatos para acondicionamiento físico en la rambla, y también en la arena se arman partidos de futbol y vóley playa). Por ultimo decir que es un gran lugar para tomar una foto y que al fondo se vea el mítico Pan de Azúcar.

 

copacabana

 

Lago de Rodrigo Freitas

Se trata de un gran lago de forma casi circular y gran dimensión, en el sur de la ciudad, próximo a Ipanema.

La gente de la ciudad lo usa para recorrerlo dándole toda la vuelta a su extensión (que son algo así como entre 2km a 3km) en forma de paseo matinal, y desde luego, también se lo usa para correr, ya que parece una excelente opción la de entrenar con semejante marco de naturaleza.

 

lago rodrigo freitas

 

lago rodrigo freitas

 

Nuevamente debido a nuestro tiempo acotado, solo nos alcanzó para darle una vuelta por la parte más cercana a Ipanema, ya que de otro modo, darle la vuelta nos hubiera insumido más tiempo del que disponíamos.

 

Ipanema

Así como no dejamos de recorrer Copacabana (aunque sea brevemente), desde luego que no podíamos dejar de recorrer la otra playa emblemática de Rio, la famosa Ipanema.

Esta playa se encuentra más al sur, en una de las zonas de mejor pasar económico de la ciudad, y es fácil apreciar eso a través de los lindos edificios presentes por doquier. La zona de Ipanema es una de las recomendadas para quienes deseen estar más tranquilos, en cuanto a seguridad, durante la visita a la ciudad

 

ipanema

 

Aquí también pudimos recorrer solo una breve extensión de la playa, por su rambla (cuyos mosaicos son característicos, pero al contrario de Copacabana que son ondulados, aquí son de otra forma como verán en las fotos) y nuevamente  se repite, quizás en mayor medida aun, el tema de la gente practicando deportes en la playa y haciendo un uso intensivo de ella.

 

ipanema

 

ipanema

 

Nos quedamos hasta que el atardecer dio paso a los primeros instantes de la noche, momento en el cual abandonamos la playa (recomiendan no quedarse en la noche en las playas, por un tema de seguridad). Nos fuimos caminando a tomar el metro rumbo al hotel, donde nos aprontamos a preparar todo para cambiar de ciudad al día siguiente, guardando nuestros mejores recuerdos de la tan bella Rio de Janeiro.

 

Para terminar, y a modo de opinión sobre los atractivos comentados, el orden de prioridad para recorrerlos sería:

  • Pan de Azúcar
  • Cristo del corcovado
  • Escaleras de Selaron
  • Arcos de Lapa
  • Maracaná
  • Ipanema
  • Copacabana
  • Floresta da Tijuca
  • Catedral
  • Lago de Rodrigo Freitas
  • Café Colombo

Obviamente, esta es nuestra visión de lo imperdible, ustedes tendrán quizás otros intereses, lo que haga cambiar un poco el listado. Lo importante a decir es que la ciudad es interesante para recorrer, hay mucho para mirar. Sería una pena que pases por allí y sólo te detengas en sus playas. Aprovechá para conocer las otras bellas caras de Brasil.

 

 

Marcelo Aguilera
Contactáme:

Marcelo Aguilera

Ingeniero en Informatica, los códigos de programación no es lo que más me gusta ver. Prefiero los paisajes de los viajes, pero cuando no se puede estar en ellos, me surmejo en las imágenes de blogs y páginas para lograr la planificación perfecta del próximo viaje a hacer. Me defino como viajero meticuloso que siempre quiere conocer hasta el último rincón. Cuando estoy en la rutina, me despejo entrenando, ya que además soy corredor.Y por supuesto, soy el papá de Sofía, la loquita que me da los besos más lindos cada noche.
Marcelo Aguilera
Contactáme:


Dejanos tu comentario