brujula mapa 2

Viajeros en vacaciones laborales – Nuestro viaje a Europa (Parte II)

Dónde dormir: ese detalle fundamental

Obviamente que aquellos que se embarcan en un viaje que los sorprenda, esto lo pasan por alto, pero como ya dije en el comienzo del post, para los que elegimos maximizar el viaje, estos detalles hacen la diferencia.
Existen algunas páginas que nuclean hoteles y que permiten hacer reservas por esa vía. Nosotros utilizamos una y por hacer algunas reservas con bastante antelación conseguimos ciertas ofertas increíbles que hizo que por ejemplo en Escocia nos hospedemos en un hotel 4 estrellas al que pagamos como de 2.

 

253045_428528553850561_2044430403_n

 

Una cuestión que descubrimos el primer día es que no viene nada mal ya tener visto y pensado la manera de llegar al hotel desde el lugar de arribo. Contando con un celular con mapas cargados, lo que fuimos haciendo es ver el próximo destino justo antes de salir del que estábamos para saber cómo llegar al nuevo lugar de la mejor manera. Parece una pavada, pero si el buscar un hotel te lleva medio día y con la mochila a cuestas, puede convertirse en una verdadera molestia.

 

Últimos detalles: lo que llevás en las mochilas y algunos imprescindibles

Una de las cosas más importante para llevar en un viaje internacional es el enchufe universal. En nuestro caso usamos varios de esos toma corriente, así que fue de mucha utilidad. Y si llevas una buena cantidad de elementos electrónicos, te conviene llevar una zapatilla (sin cable si queres que no ocupe lugar en tu mochila)

 

enchufe-universal-ac

 

Otro elemento que puede ser útil es la riñonera para documentación que se pone dentro de la ropa y que queda como escondida. No te olvides que yendo a un continente donde los refugiados se cuentan por miles, un pasaporte puede ser sumamente apreciado por otros, así que no viene mal tenerlo resguardado.

Obviamente la mochila es importantísima (nosotros tenemos unas hechas a medida para nuestra espalda) y la cantidad de ropa debe ser la correspondiente a una semana aproximadamente (en esto hay numerosos criterios, este es el nuestro, pero no es el único ni el verdadero) y luego vas usando lavaderos para renovar la ropa cada vez que te quedas sin prendas limpias.

 

P1130426

 

Con respecto a papeles para el viaje, nosotros fuimos en una época en donde estaba de moda deportar latinos por la desconfianza de que se vayan a quedar, así que extremamos las posibilidades como para que no se nos arruine el viaje. Lo único que nos pidieron una vez fue el pasaje de vuelta, pero también llevamos cosas como carta de nuestros trabajos informando nuestro periodo de licencia y que luego volveríamos a trabajar, sumamos también demostraciones de solvencia como resumen de cuenta, etc. Llevamos muchos papeles que nunca usamos, pero preferimos que así sea.

Así entonces, con todo en nuestras mochilas y un sendo itinerario en donde llevábamos data prolijamente anotada como para no perder trenes ni conexiones, partimos a la aventura de nuestras vidas, transitando durante 36 días por los siguientes destinos:

París (Francia): primeras 2 noches
Londres (Inglaterra): 2 noches
Edimburgo (Escocia): 2 noches
Londres (Inglaterra): 1 noche
Stavanger (Noruega): 2 noches
Bergen (Noruega): 2 noches
Oslo (Noruega): 1 noche
Estocolmo (Suecia): 2 noches + 1 tarde en Malmo
Copenhague (Dinamarca): 3 noches + 1 tarde (con visita a Odense en una tarde)
Hamburgo (Alemania): 1 noche
Berlín (Alemania): 3 noches (con visita a Potsdam en un tarde)
Praga (República Checa): 2 noches
Salzburgo (Austria): 3 noches (con visita a Hallstat en una tarde)
Munich (Alemania): 2 noches
Innsbruck (Austria): 1 noche
Visita fugaz de una hora por Zurich (Suiza)
Lucerna (Suiza) 2 noches + una tarde (incluyó visita a los Alpes Suizos desde Interlaken)
Köln (Alemania) 1 noche
Brujas (Bélgica) 1 noche
Visita fugaz de una tarde por Bruselas (Bélgica)
París (Francia) 1 noche + una tarde (vuelo de regreso a última hora del día)

Fueron 11 países visitados con más de 20 ciudades que fuimos descubriendo.

 

Mapa

 

Algunas perlitas del viaje:

– Hicimos dos noches en camarote, de Londres a Escocia y de Bergen a Oslo.

 

P1170990

 

– Cruzamos el mar Báltico en el viaje de Copenhague a Hamburgo arriba de un tren que subió a su vez a un barco gigante que lo llevó a la otra orilla. Volvió a enganchar las vías en tierras alemanas y siguió viaje.
– Cruzamos extensiones de agua de las formas más variadas, en túneles, en barcos, en barcos que transportaban micros o trenes, etc.
– Hicimos trekkings en los Alpes Suizos, en el Preikestolen (un fiordo impresionante en Noruega) y en pequeños montes como el Arthur’s Seat de Escocia.

 

P1150475

 

– Sólo no pudimos realizar dos visitas planificadas por acumulación de cansancio. En Dinamarca tuvimos que prescindir de ir Mons Klint, era muy complejo el viaje para llegar (incluía un tramo largo en bicicleta rentada) y estábamos muy agotados como para pasar ese día en tamaña aventura. Y tampoco fuimos a Gante en el camino entre Brujas y Bruselas, pero se trataba de una visita hiper fugaz y nuestro cansancio a esa altura del viaje nos hizo recapacitar.
– Viajamos en prácticamente todos los medios de transporte: avión, tren de larga distancia, tren urbano, barco, micro, taxi, bicicleta, colectivo urbano, subte, tranvía, sólo nos faltó moto.
– Pasamos por varios climas y tiempos de luz solar, con el detalle de que en el comienzo del viaje en París se hacía de noche mucho más temprano y no había movimiento nocturno. Cuando volvimos después de un mes, al finalizar el viaje nos encontramos con una ciudad completamente diferente.
– Utilizamos siete monedas diferentes (Euro, Libra, Corona Noruega, Corona Sueca, Corona Danesa, Corona Checa y Franco Suizo)
– Si bien con un manejo medio de inglés podés moverte con tranquilidad, en Francia es más probable que sepan hablar en castellano antes que en inglés (mucha rivalidad con Inglaterra) y en países de habla germana, pude poner en práctica algo de lo básico que aprendí en mis cursos de alemán (pero no alcanzaba lo que sabía como para mantener una conversación, realmente). Para estos casos, viene bien tener descargado en el celu algún diccionario de varios idiomas como para saber qué significan algunas palabras básicas que sobretodo uno encuentra en la cartelería de lugares públicos.
– De los países que visitamos, los más caros para comer y vivir fueron los escandinavos y Suiza, con Noruega a la cabeza, de los más baratos, República Checa definitivamente. Utilizábamos el índice “hamburguesa de Mc Donalds” para hacer la comparación, fue la mejor manera de darnos cuenta el costo de vida en cada lugar.

Como comentario final, los queremos animar a realizar aventuras viajeras de este estilo, se puede. No es necesario dejar todo para poder recorrer. Obviamente que esa manera es la soñada por todos los que disfrutamos de viajar, ¿quién no quiere vivir viajando?, pero el punto es que muchos de nosotros no podemos hacerlo, por diversas cuestiones. Así que animáte a viajar y explorar, existen muchas formas de disfrutar de la experiencia viajera, ¡que nada te detenga!.

 

¿ Si todavia no leiste la primer parte del post, que esperás para hacerlo ?
Viajeros en vacaciones laborales – Nuestro viaje a Europa (Parte I)

 

Si querés leer el diario del viaje a Europa completo, visitá nuestra página en Viajeros.com: http://www.viajeros.com/diarios/mariano-j-haedo/dia-1-partida

 

 

Yamila Campo
Contactáme:

Yamila Campo

Licenciada en Comunicación Social, paso mis días trabajando en la investigación y la docencia, especialmente en la comunicación comunitaria. Amo poner el foco en las situaciones cotidianas y volverlas fotografía. Se puede decir que soy corredora, al menos eso me gusta entrenar en los tiempos libres. Me defino como viajera y soy de las que le pone onda a toda circunstancia que pueda fallar en un viaje. Y obviamente, soy mamá de Sofía, la chiquitina que me hace reir y redescubrir el mundo todos los días.
Yamila Campo
Contactáme:


Dejanos tu comentario