portada_face_2

Mirada Fotográfica – Los Colores del Norte (Parte II)

En 2010 recorrimos el norte de Argentina, conocimos Tucumán, Salta y Jujuy, y cruzamos la frontera brevemente a Bolivia. De ese viaje nos volvimos con muchos muchos colores en las retinas, la ropa, en los adornos, en los recuerdos. Algunos de ellos pudimos captar en imágenes que fueron y son fotos. Terminamos de compartir el resto de las imágenes en esta segunda y última parte de los colores norteños.

 

Coloridas formaciones en las afueras de Purmamarca.

Purmamarca y sus siete colores.

Los paisajes imponentes del Camino de los Colorados.

Miles de tonalidades rojizas en el Camino de los Colorados.

Las callecitas de Purmamarca.

El famoso Cerro de los Siete Colores de Purmamarca, desde la ruta.

La Paleta del Pintor, en Maimará.

Más de la Paleta del Pintor, Maimará.

Iruya es un pueblo encantador. Hasta su iglesia tiene mística.

El pueblo de Iruya casi se cuelga de una montaña por lo que sus calles son muy empinadas.

El pequeño pueblo de Iruya visto desde el otro lado del río.

De esas postales instantáneas que te regala el camino, una coya esperando en el medio de la nada de la empedrada ruta a Iruya.

La entrada a la Garganta del Diablo, en el camino de Cafayate a Salta capital, la Quebrada de las Conchas.

Mirador en el camino de la Quebrada de las Conchas.

Las infaltables llamas del camino.

Quebrada de San Lorenzo, en las afueras de Salta capital.

Vista desde el mirador de la Quebrada de San Lorenzo.

La Catedral de Salta con sus luces.

La Recta del Tin Tin, trazada sobre el antiguo camino del Inca, es un tramo tan recto que se pierde en el camino. Dicen que cosas sobrenaturales suceden allí. 

Al fondo, Nevado de Cachi.

Viaducto de la Polvorilla, en San Antonio de los Cobres. Hasta allí llega el Tren de las Nubes.

El teleférico del Cerro San Bernardo.

La laguna del dique Cabra Corral.

Lujoso hotel en el dique Cabra Corral.

 

Yamila Campo
Contactáme:

Yamila Campo

Licenciada en Comunicación Social, paso mis días trabajando en la investigación y la docencia, especialmente en la comunicación comunitaria. Amo poner el foco en las situaciones cotidianas y volverlas fotografía. Se puede decir que soy corredora, al menos eso me gusta entrenar en los tiempos libres. Me defino como viajera y soy de las que le pone onda a toda circunstancia que pueda fallar en un viaje. Y obviamente, soy mamá de Sofía, la chiquitina que me hace reir y redescubrir el mundo todos los días.
Yamila Campo
Contactáme:


Dejanos tu comentario